martes, 3 de enero de 2017

Un 3 de enero...

- de 1496, Leonardo da Vinci prueba por primera vez su máquina voladora.

- de 1874, el general Pavía dio un golpe de Estado al entrar en las Cortes, y pone fin a la Primera República Española.

- de 1961, Estados Unidos rompe relaciones diplomáticas con Cuba. Esta situación se mantuvo hasta el 2015.

- de 1981, se crea en París  la Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras, entre cuyos miembros fundadores figuran los españoles Pedro Laín Entralgo, Federico Sopeña y Federico Mayor Zaragoza.

- de 2006, Internet alcanza los 100 millones de usuarios (una de cada setenta personas del planeta tiene acceso a la red).

Se cumple la fecha máxima de la LLUVIA DE CUADRÁNTIDAS.
Son una lluvia de meteoros de actividad alta cuyo período se extiende entre el 1 y el 5 de enero. Reciben el nombre de la desaparecida constelación de Quadrans Muralis, que ocupaba parte del actual Boyero. Se piensa que proceden del asteroide 2003 EH, que se cree que fue a su vez el cometa C/1490 Y1 que observaron astrónomos chinos, japoneses y coreanos hace unos 500 años.
Según el 20minutos, "una luna en cuarto creciente permitirá buenas condiciones de visualización. Los astrónomos sugieren que los observadores prueben suerte después del anochecer del 3 al 4 de enero, cuando la tasa llegará a ser de 120 meteoros por hora."

..-.-.-.-.-.-. -.-.-.-.
http://mariannavarro.net . Apoyo. Trabajos universitarios.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores en las lenguas españolas (y Premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1951, nuestra admirada Rosa MONTERO, periodista y escritora española.
Estudió Periodismo y Psicología. Colaboró con grupos de teatro independiente como Canon o Tábano, a la vez que empezaba a publicar en diversos medios informativos como Fotogramas, Pueblo o Posible.
 Desde finales de 1976 trabaja para el diario El País, en el que fue redactora jefa del suplemento dominical durante 1980-1981, y lleva la columna semanal "Maneras de vivir" .
 Su primer libro de ficción, la novela Crónica del desamor, apareció en 1979.  En los años posteriores ha publicado una quincena de ellas, además de relatos y obras dirigidas a los niños.
Comentadas por mí, tras su lectura, están las novelas: Amado Amo (1988), El corazón del tártaro (2001), La hija del canibal (2003), Historia del Rey Transparente (2005),  Instrucciones para salvar el mundo (2008),  Lágrimas en la lluvia (2011),  La ridícula idea de no volver a verte (2013) y  El peso del corazón (2015). Actualmente está en la promoción de "La carne" (2016), obra sobre el paso del tiempo y la necesidad de amor, físico también, pasados los 60. Creo que en ella subyace, como en muchas de sus obras, el temor al terrible peso de la soledad.
Recopilación de artículos: Lo mejor de Rosa Montero (2005), El amor de mi vida (artículos publicados entre 1998 y 2010 en El País, 2011) y Dictadoras. Las mujeres de los hombres más despiadados de la historia (2013).
Ha recibido el Premio José Luis Sampedro 2016 por el conjunto de su obra.

Con un ojo entusiasta y otro amedrentado... ¡Feliz cumpleaños y feliz 2017!

(...)Y, aunque a estas alturas ya sé que la felicidad es sobre todo la ausencia de dolor, se me ocurren algunas cosas que me gustaría que sucedieran en los 12 meses venideros. Son deseos o propósitos modestos, personales, nada descomunal tipo la paz en el mundo o cosas así. He aquí unos cuantos.
No verter, ni yo ni mi gente querida, una sola lágrima de dolor en todo 2017. Los únicos llantos admitidos son de emoción o de risa.
(...) ¡Aprender a perder el tiempo! Vivir cada día como si fuera el último, porque, como dice Woody Allen en su más reciente película, algún día acertaré.
(...) Reírme más, sobre todo de mí misma. Ya se sabe que no debemos darle tanta importancia a nuestros problemas: nadie más lo hace.
(...) Ser más consciente de que lo único que existe es el aquí y el ahora, el momento justo que una está viviendo. Intentar hacer cada día algo que esté fuera de la rutina, algo pequeño y propio, algo nuevo


- de 1959, Rafael ARRÁIZ LUCCA, ensayista, poeta, historiador y profesor venezolano.
En noviembre de 2005 ingresa en la Academia Venezolana de la Lengua, ocupando el sillón V. Desde 1997 hasta 2010, escribió semanalmente una columna de opinión en el diario El Nacional.
Obtuvo el Premio Municipal de Literatura 1993 con la obra poética El abandono y la Vigilia.
El Gobierno de España lo condecoró, el 2007, con la Orden de Isabel La Católica en su grado de Comendador, siendo ésta la Orden más alta que puede recibir un extranjero en España.
 Recopilación de su poesía es Obra Poética [1983-2004] (2004).
Entre sus ensayos: Puertas adentro (2007), Literatura venezolana del siglo XX (2009).
Literatura infantil y juvenil: ¿De dónde viene el chocolate? (1998), Me llamo Caroní y traigo un secreto (2004), Armando Reverón (2006).
Otras obras: El "trienio Adeco" (2011), Las constituciones de Venezuela (2012), Venezuela: 1498-1728: Conquista y urbanización (2013), Pesadumbre en Bridgetown (poemarios, 2014),  
Venezolanos excepcionales : diez entrevistas (2015), Civiles (2014), El poder y el servicio : ensayos de historia política y empresarial de Venezuela (2015), El petróleo en Venezuela (2016).

En los controles de la lavadora
seleccioné el programa B lento
para algodón, lino y cáñamo,
esperé la conclusión de los pasos de la máquina.
dispuse luego la secadora
en su programa rápido,
planché con atención todos los dobleces
como repasando su cuerpo entero con el hierro,
coloqué sus cosas blancas
en la misma maleta que trajo hace diez años.
Horas después apareció por la puerta,
le ofrecí las últimas palabras de mi amor
entregándole la ropa limpia en la maleta,
le dije adiós
para siempre.
('Servicio completo' y La petit mort)

Fallecieron en esta fecha
,
- de 2003, José María GIRONELLA, escritor español nacido un  31 de diciembre de 1917.
Al comienzo de la guerra civil huyó del territorio republicano a Francia, para luego entrar en la zona nacional y unirse al ejército de Franco. Pensó que cuando terminara la contienda alguien debería escribir por qué se produjo, en qué había consistido y cuales serían sus consecuencias. Concibió la trilogía, que luego sería tetralogía, con una singular perspectiva y un gran deseo de imparcialidad.
Tras la concesión del Premio Nadal por Un hombre (1946) advirtió que le faltaba formación intelectual, experiencia, madurez humana. Cerró la librería de lance que regentaba e impulsado por Magda, su esposa, se fueron a París. Allí aprendería lo que le hacía falta. Y allí podría escribir la primera parte de su trilogía sobre la guerra: Los cipreses creen en Dios (1953).
Cuando escribía el segundo tomo de la trilogía, Un millón de muertos, empezaba a superar una grave crisis de salud. Se dijo que estaba loco, pero nunca estuvo más cuerdo. Después de la tetralogía escribió otras novelas y muchos libros de sus viajes por el mundo. Su última novela, El Apocalipsis -seiscientas páginas- la terminó de escribir a los 83 años, después de haber superado una hemiplejia.
Su principal obra es la tetralogía sobre la Guerra Civil, formada por Los cipreses creen en Dios (1953), Un millón de muertos (1961), Ha estallado la paz (1966) y Los hombres lloran solos (1986), que obtuvieron un éxito notable. Falleció por una embolia cerebral tres días después de su 85 cumpleaños.

Día 1 de abril de 1939. «La guerra ha terminado». La guerra había durado exactamente treinta y dos meses y once días. El panorama de España era desolador. 
Imposible precisar el número total de víctimas habidas en los frentes y en la retaguardia.
 Tampoco podía conjeturarse las que ocasionaría en lo sucesivo la represión iniciada por los vencedores —«¡esto clama al cielo!», seguía gritando mosén Alberto — ni la gente que moriría por haber contraído alguna enfermedad. Según cálculos del doctor Rosselló cabía presumir que, sólo de tuberculosis, sobre todo en la España que fue «roja», sucumbirían, a consecuencia del hambre sufrida, muchos millares de personas. ¡Oh, sí, la guerra era una amputación! Amputación de cuerpos y de almas. En efecto, el número de almas muertas en la vorágine era también muy elevado. Las de los que fueron asesinos. Las de quienes andaban repitiendo una y otra vez: «ni olvidaremos ni perdonaremos». España, de punta a cabo, de Galicia a Cataluña, de Bilbao a Tarifa, se había convertido en una inmensa fosa, sobre la que el cardenal Gomá podía trazar una definitiva cruz. 
Materialmente, el desastre era también incalculable. Aparte la expoliación de las reservas de España y las deudas que satisfacer a Alemania e Italia, el país había quedado convertido en solar y se tardaría mucho tiempo en restablecer los medios de comunicación. Los trenes, despanzurrados; las carreteras, intransitables; los puentes, hundidos. Franco parecía dispuesto a adoptar como se adopta a un hijo, como los Alvear habían adoptado a Eloy, una lista de ciudades y pueblos que habían sido borrados del mapa, con la promesa de reconstruirlos «alegres y sonrientes»: Madrid, Brunete, Belchite, y tantos y tantos. Ahora bien ¿con qué medios se llevaría a cabo eso? (Fragmento de 'Ha estallado la paz')

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?