viernes, 27 de enero de 2017

Un 27 de enero...

es el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del HOLOCAUSTO
Rechazando toda negación, ya sea parcial o total, del Holocausto como hecho histórico, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 condenando sin reservas todas las manifestaciones de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia contra personas o comunidades basadas en el origen étnico o las creencias religiosas, dondequiera que tengan lugar.
Decide que las Naciones Unidas designen el 27 de enero -- aniversario de la liberación de los campos de exterminio nazis -- Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto, e insta a los Estados Miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro, y pide al Secretario General que establezca un programa de divulgación titulado «El Holocausto y las Naciones Unidas» y que adopte medidas para movilizar a la sociedad civil en pro del recordatorio del Holocausto y la educación al respecto, con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro. (ONU)
Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1928, Gastón SUÁREZ, dramaturgo y escritor boliviano. Citado un 6 de noviembre, fecha de su defunción, fue un escritor autodidacta. Desempeñó diversos oficios: ferroviario, maestro rural, minero, empleado de banco, camionero, periodista, etc. Tuvo, pues, oportunidad de conocer y sentir la vida boliviana en sus más diversos estratos sociales, lo que se refleja con una particular visión en los temas que toca, ya sean de la ciudad, del campo o de las minas. Su obra más importante es Mallko, publicada en 1974. Texto oficial de lectura en Bolivia, España y en los países signatarios del Convenio Andrés Bello, fue incluida en la Lista de Honor del premio Hans Christian Andersen como "ejemplo excepcional de literatura de importancia internacional".

Oía caer unas gotas enormes en hondos abismos. O al viento meciendo la cebada. Y por momentos creía estar aprisionado en medio de un telar de hilos espinosos o se imaginaba que se debatía en un huevo enorme donde sus ojos adivinaban la luz. No lograba comprender el significado de aquel signo pero él quería saber. La voz del otro se acrecentaba en sus oídos produciéndole una tremenda confusión. Era como si las nubes negras que veía tapando el sol, fueran agitadas por un dedo gigante y formaban aquel signo. Y súbitamente un rayo se instalaba en su cabeza y entonces comprendía. Su rostro dejaba de estar en tensión y sus dedos le obedecían dóciles por donde él les guiaba. El camino era penoso, pero a medida que avanzaba, su deseo de aprender era más fuerte. (fragmento de 'Iluminado')
.
Fallecieron en esta fecha .
- de  1979, Victoria OCAMPO, escritora, intelectual, ensayista, traductora, editora y mecenas argentina nacida un 7 de abril de 1890.
 Sus viajes a lo largo del mundo le permitieron entrar en contacto con los principales exponentes de la literatura y el ámbito intelectual; así, alentada por Waldo Frank y Eduardo Mallea, fundó la revista y editorial Sur en 1931, que promovió las obras literarias de importantes autores nacionales e internacionales, como Federico García Lorca o Virginia Woolf, hasta el cese parcial de su publicación en 1971.
En 1941, se instaló definitivamente en su residencia Villa Ocampo —actualmente perteneciente a la UNESCO—, que se convirtió en un sitio de recepción para figuras extranjeras como Rabindranath Tagore, Roger Caillois, Ernest Ansermet o Indira Gandhi, entre otros. Fue la primera mujer en ser elegida miembro de la Academia Argentina de Letras, en 1977. 
Publicó diversos libros como La laguna de los nenúfares (1926), diez tomos de Testimonios (1935-1977) y Tagore en las barrancas de San Isidro (1961).

Después de muerta Gabriela (Mistral), descubrí algo que hubiese aumentado su descomunal sorpresa. Yo solía acusarla medio en broma, medio en serio, de ser racista. Tenía pasión por los inditos (así los llamaba) y se sentía parte de ellos. Descubrí, pues, que por vía materna desciendo de Irala, compañero de Mendoza, y de una india guaraní, Águeda.
Este español y esta americana tuvieron una hija, que su padre reconoció. Dados mis prejuicios feministas simpatizo más con Águeda que con quien podía tratar de igual a igual al primer fundador de Buenos Aires. Este no es un desplante demagógico. [...]
Pero en mi calidad de mujer, es para mí un desquite y un lujo poder invitar a esta recepción de la Academia a mi antepasada guaraní y sentarla entre la inglesa y la chilena. No porque mereciera como las otras entrar en cualquier Academia de Letras, sino porque a mi vez yo reconozco a Águeda.
Esto no tiene que ver con la literatura, me dirán. No. Tiene que ver quizás con la justicia inmanente y quizás con la poesía. Así lo hubiese imaginado la fantasía de Virginia Wolf. Así lo hubiese entendido la pasión de Gabriela que escribió en sus “Saudades”:
"En la tierra seremos reinas,
y de verídico reinar"
Ahora me he confesado ante ustedes. Es lo único que me parece adecuado en la circunstancia. Traigo conmigo a este lugar a tres mujeres porque les debo algo que ha contado en mi vida. A una, parte de mi existir; a las otras, en parte, el no haberme contentado con existir.
(Fragmento de su discurso de ingreso a la Academia)

- de  1999, Gonzalo TORRENTE BALLESTER, escritor español.
 Recordado en la fecha de su nacimiento, un 13 de junio, sobresale como narrador por el planteamiento y la resolución profundamente irónicos de sus narraciones. Esta ironía se basa en la percepción de lo real en lo maravilloso y de lo maravilloso en lo real, por lo que se le ha calificado en ocasiones como la respuesta española al realismo mágico hispanoamericano, lo cual Torrente rechazaba.
 La trilogía Los gozos y las sombras (1957–1962), constituida por: El señor llega (1957), premio de Novela de la Fundación Juan March; Donde da la vuelta el aire (1960) y La Pascua triste (1962), fue adaptada con gran éxito para televisión (enlace a los archivos de TVE). 
Otras novelas: Filomeno, a mi pesar (Premio Planeta 1988), Crónica del rey pasmado (1989),  Las islas extraordinarias (1991), La muerte del decano (1992),  La novela de Pepe Ansúrez (1994), premio Azorín,  La boda de Chon Recalde (1995), Los años indecisos (1997) y Doménica (1999).

La venida de Carlos Deza a Pueblanueva del Conde, si bien se considera, no fue venida, sino regreso. La precedieron anuncios, y aún profecías, especie de bombo y platillos con los que se quiso como de acuerdo, rodearla de importancia; y hubiera estado bien si las esperanzas levantadas con tanta música no hubieran de ser desbaratadas luego por el propio interesado.
Pero la música y la bambolla estuvieron de más. Carlos se fue, o más bien se lo llevaron, cuando era muchacho, y más tarde regresó. El número de los que vuelven nunca es tan grande como el de los que se van, y no puede decirse que todos los que regresan hayan de ser considerados como personajes. Unos traen dinero, automóvil y una leontina; otros, más modestos, un sombrero de paja y un acordeón; los más, una enfermedad de la que mueren, y todos, todos, el acento cambiado y cierta afición a hablar de los que todavía quedan en la emigración, de los que han de volver y de los que ya no volverán, por vergüenza de su mala suerte o porque se han muerto. En cierto modo, todos éstos forman grupo; en la calle, los días de feria, o en el Casino, si son socios; por haber estado lejos y haber visto mundo, se les considera, y por la experiencia que tienen, se les consulta sobre las elecciones, o si conviene poner la fuente nueva aquí o allá, o si verdaderamente importa mantener las líneas de autobuses con La Coruña o pedir al Gobierno que de una vez haga el prometido ferrocarril. Pero Carlos, ni estuvo tan lejos, ni se ha traído automóvil, ni una leontina, ni siquiera un acordeón; y si se le pregunta sobre la fuente nueva, se encoge de hombros y sonríe.
 (Primeras líneas de "Los gozos y las sombras") 

- de 2007, Claudio GUILLÉN, escritor y académico español especialista en Literatura comparada. Hijo del poeta vallisoletano Jorge Guillén, miembro destacado de la Generación del 27, se exilió junto a su familia a EE. UU cuando contaba quince años (nació en fecha indeterminada del 1924).
 Tuvo como maestros a intelectuales republicanos como Francisco García Lorca (hermano del poeta), José Ferrater Mora y Joaquín Casalduero, pero también a Werner Wilhelm Jaeger y Amado Alonso y frecuentó la obra de Harry Levin.
 Se doctoró en Harvard en 1953 y se especializó en literatura comparada; fue catedrático de esta materia en las Universidades de San Diego (1965-1976), Princeton y en la de Harvard (1978-1985), donde compartió aulas con Roman Jakobson. Se movió en los círculos del exilio intelectual republicano, donde se relacionó con otros ilustres profesores como los ya citados y además Ángel del Río, Américo Castro y Pedro Salinas, amigo, además, de su padre.
 Guillén regresó a España en 1982. En ese mismo año fue designado catedrático extraordinario de Literatura Comparada en la Universidad Autónoma de Barcelona.
De 1984 a 1989 fue presidente de la Sociedad Española de Literatura General y Comparada y estuvo en la Comisión Asesora de la Fundación Juan March.
 Promovió y fue miembro de la Fundación Generación del 27 que se creó en 1996 para estudiar los escritos inéditos y el ambiente que vivió este movimiento estético. En 2002 ingresó como miembro de la Real Academia Española en el sillón m.
Afectado por una dolencia cardiaca, le sorprendió la muerte en Madrid a los 82 años de edad, cuando preparaba la edición del Epistolario de su padre Jorge Guillén y acababa de terminar un volumen sobre Goethe. 
Entre sus obras: Entre el saber y el conocer: moradas del estudio literario (2001), Desde el asombro. Sobre los Albertis. Tres poemas de Lorca (2004), La expresión total: notas sobre literatura y obscenidad, y De leyendas y lecciones: siglos XIX, XX y XXI (2006).

Lo que se inicia hoy no es un cónclave de comparatistas. A una congregación de colegas consagrados prioritariamente a los estudios comparativos, venidos muy probablemente del extranjero, hemos preferido una reunión de filólogos y estudiosos de diferentes campos y aspectos de la literatura, todos éstos existentes como áreas de docencia e investigación en la actualidad española. El peso de las especialidades que aquí están representadas es muy significativo y su contribución a los avances de la Literatura Comparada es y ha de seguir siendo indispensable . Vale decir que no nos situamos en ámbitos hipotéticos o mundos posibles sino en la península ibérica, o más concretamente, en la universidad española. Las especialidades que aquí confluyen han sido reconocidas todas como «áreas de conocimiento» por el Ministerio de Educación . La Literatura Comparada todavía no, aunque es posible y hasta probable que lo sea en el futuro. De poco serviría deplorar una vez más esta situación. (Inicio de 'Lo uno con lo diverso: literatura y complejidad').

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?