miércoles, 23 de noviembre de 2016

Un 23 de noviembre...

- de 1876, nace Manuel de FALLA, compositor español de fama universal.

- de 1967, en Estados Unidos, atletas negros estadounidenses deciden boicotear los Juegos Olímpicos de 1968 en protesta contra el apartheid estadounidense.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
http://mariannavarro.net. Apoyo escolar. Trabajos Universitarios. Letras. ELE.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
 
Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1922, Luis D'JALLAD, escritor argentino fallecido un 6 de enero del 2008.
Ejerció como secretario de redacción de los diarios Intransigente, Provincia y El Tribuno.
En su calidad de diputado, promocionó la ciudad de Salta, de la que era intendente. Fue condecorado con la orden de “Comendador de la Corona Belga” por el monarca Balduino de Bélgica durante su visita a la ciudad de Salta en 1990.

Libros publicados:  Canto a la Cruz (1942), Salta (1942), El sol de Yapeyú (1950) y Salta (1950).

Es también el autor del Himno a la ciudad de Orán y del Himno a la Universidad Católica de Salta.

De la patria en el himno bizarro
hoy se enhebra otro canto triunfal
la simiente feliz de Pizarro
hecho flor bajo un sol tropical.
En tus casa de estampa señera
y en tus calles repletas de sol
aun hay ecos de Cruz Misionera
y reliquias del temple español.
El Bermejo y el Zenta hoy apenas
han logrado tus surcos saciar
y oro negro desborda en tus venas
cual si ansiara a la tierra inundar. (Fragmento de El himno a Orán)
.

- de 1926, Carlos SEMPRÚN MAURA, fallecido un 23 de marzo de 2009, fue un escritor, dramaturgo y periodista, principalmente en lengua francesa, hermano del también escritor Jorge Semprún y tío del ensayista Jaime Semprún.
Desde 1936 permaneció fuera de España (su padre, José María Semprún Gurrea, representó como diplomático al Gobierno republicano en el periodo de la Guerra Civil) y después continuó en el exilio durante la dictadura franquista. En la década de 2000 su "evolución" ideológica lo situaba en posiciones muy críticas hacia la izquierda en general. Se decía liberal, anticomunista y afirmaba que la democracia era sólo posible en el capitalismo.
Entre sus obras: Ni Dios ni Amo, ni CNT (1978). Vida y mentira de Jean-Paul Sartre (1996), Polvo de líneas y otros cuentos (1997), El exilio fue una fiesta (1999), Las aventuras prodigiosas (2004),  A orillas del Sena, un español...  (2006).
El término 'revolución' es ambiguo y contradictorio, como muchos otros, democracia, fascismo, etcétera, que se utilizan a menudo para expresar exactamente lo contrario de lo que significan. Dejando en la cuneta todas las "revoluciones" en la moda, el arte, el cine o el destino turístico de los yuppies, voy a referirme, claro, a las revoluciones políticas. No a las "grandes", tan diferentes, como la francesa, la norteamericana, la rusa, etcétera, sino más precisamente a la revolución como cambio violento; los revolucionarios, aquí, serían los partidarios de la lucha armada; y las alcantarillas, los evacuaderos en que vierten las heces. De esto voy a hablar, de las heces y alcantarillas revolucionarias.
De entrada, debo hacer una confesión: para ilustrar mi repulsa de la "sacralización de la metralleta", de "la violencia parturienta de la Historia" y demás peligrosos sofismas que constituyen el tronco común de comunistas, fascistas, nazis y anarquistas, y con tanta soberbia como ceguera, quise citar párrafos de mi panfleto Ni Dios, ni amo, ni CNT, escrito el verano de 1975 y que no había vuelto a leer desde hacía, por lo menos, veinte años. Se me cayó el alma a los pies. Me resulta total y absolutamente imposible citarme, mi masoquismo no da para tanto; sólo puedo precisar que ya entonces, al comienzo de mi "larga marcha", condenaba las organizaciones terroristas como ETA, la OLP, las Brigadas Rojas o la Rote Armee Fraktion (RAF); pero como organizaciones falsamente revolucionarias, ya que no luchaban por la "liberación", sino por el Terror. Dejando de lado, por favor, mi congénita estupidez, diré que nada ha cambiado en la mentalidad revolucionaria occidental, aunque la situación mundial haya cambiado muchísimo desde 1975. (Fragmento de 'Las alcantarillas revolucionarias')

- Seguir leyendo: http://www.clublibertaddigital.com/ilustracion-liberal/29/las-alcantarillas-revolucionarias-carlos-semprun-maura.html
- de 1946, Adela BASCH, escritora argentina.
Dirigió colecciones de literatura infantil y juvenil en varias editoriales y en 2002 fundó "Ediciones Abran Cancha".
Publicó, entre otras obras: Los árboles no son troncos (1982), Oiga, chamigo aguará (1985); Colón agarra viaje a toda costa (1992); Dos por cuatro, ¡teatro! (1997), Minutos a toda Hora (1999), ¿Quién me quita lo talado? (teatro para niños, 2000), José de San Martín caballero del principio al fin (2002); Ulises, por favor, no me pises (2003); El reglamento es el Reglamento (2003), ¡Que sea la odisea! (2009); Contemos uno, dos, tres y viajemos a 1810 (2010), Las empanadas criollas, son una joya (2010), Belgrano hace Bandera y le Sale de Primera (2005), El velero desvelado (2012), En el recreo me divierto y leo (2012), Teatro por tres de la cabeza a los pies (2011, con colaboración de Alejandra Erbiti y Fabián Sevilla),  Divinas adivinaciones, con colaboración de Alejandra Erbiti y Abran cancha que aquí llega don Quijote de la Mancha. 
Una noche de verano sumamente calurosa, una noche de fines de diciembre, salí a tomar aire afuera de la cabaña que ocupaba temporariamente.
La noche era apacible y hermosa. A mi alrededor todo era quietud y en el aire flotaba un no sé qué extraño y fascinante. El cielo estaba totalmente despejado y me pareció un océano lleno de misterios.
De pronto, sin saber por qué, me dieron unas ganas bárbaras de mirar la luna. La busqué y la busqué con la mirada, y nada. No se la veía por ningún lado. Me puse un par de anteojos, y nada. Me los saqué, los limpié cuidadosamente, me los volví a poner... nada.
Recordé que tenía un potente telescopio portátil. Me pasé un rato largo mirando el cielo a través de su lente, pero la luna no aparecía por ningún lado. Ni siquiera opacaba por su presencia.
Nubes no había ni una. Estrellas, un montón. Pero la luna no estaba. Me fijé en el almanaque. Era un día de luna llena. ¿Cómo podía ser que no estuviera? ¿Dónde se habría metido? En algún lugar tenía que estar. Decidí esperar.
(Fragmento de 'Mirar la luna')

- de 1963, Esther GARCÍA LLOVET, escritora española. Comenzó a escribir en 2000 por la gran impresión que le produjo el descubrimiento de la literatura de Roberto Bolaño.
 La crítica ha subrayado también la importancia de la influencia del cine en su lenguaje literario, así como la de autores realistas norteamericanos, especialmente de Raymond Carver.
Ha escrito reportajes en publicaciones periódicas como el suplemento El Viajero de El País o la revista Qué Leer.
Entre sus obras: Coda (2003); Submáquina (2009); Las crudas (2009) y Mamut (2014).

Fallecieron en esta fecha

- de 2007, Francisco CANDEL, escritor y periodista español también conocido como Paco Candel.
Emigrado de Valencia a Barcelona a temprana edad, trató en la mayor parte de su obra sobre la ola migratoria hacia el área metropolitana de Barcelona que se produjo a mediados del siglo XX.
Els altres catalans, un estudio periodístico y sociológico sobre los inmigrantes que influyeron en las decisiones finales de la Asamblea de Cataluña de 1971, le catapultó a la fama.
Autor de diversas novelas, cuentos y libros de ensayo, así como de artículos y reportajes, colaboró con diversos periódicos y revistas como Tele/eXpres, Serra d'Or o el periódico Avui.
 Entre sus últimas novelas:
Diario para los que creen en la gente (1973),  Barrio (1977), Hemos sido traicionados (1982), Un Ayuntamiento llamado Ellos (1994), El sant de la mare Margarida (2000) / El santo de la madre Margarita (2004).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?