lunes, 15 de agosto de 2016

Un 15 de agosto...

Se celebra en toda España (y en zonas de Hispanoamérica) el día de la Virgen de Agosto, llamada así (aunque en su origen se celebra la Asunción -que no ascensión- de la Virgen a los cielos) porque son muchas las vírgenes, mejor dicho, son muchos los nombres de la Virgen (madre de Jesús solo hubo una, ¿no? ;) ) que celebran sus fiestas en este día.
 Entre otras: Virgen de la Consolación, de la Paloma, de los Reyes, de Gracia, del Castru, de las Angustias, de Begoña, del Prado, de la Sierra, de la Blanca, de Elche, del Rosario, de la Antigua, de la Cabeza, etc, etc...
Así que hoy es día de muchos santos. ¡Felicidades!

En este día de 1947, el Reino Unido concede a India (gracias a Gandhi y su campaña de la no violencia) y Pakistán el estatuto de Estados Independientes Asociados a la Mancomunidad de Naciones.
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y ayuda en trabajos universitarios.
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1885, Alberto ÁLVAREZ de CIENFUEGOS, escritor, periodista, poeta y dramaturgo español, citado por su obituario en un 18 de noviembre de 1957.
Su opera prima, Andantes (1910), constituye un reconocimiento y homenaje a su amigo Francisco Villaespesa. La Guerra Civil le sorprende en Madrid, donde permanece hasta el final de la contienda. De talante progresista y de ideología republicana, tuvo la suerte de no haberse significado políticamente tanto en sus colaboraciones como públicamente. No obstante, una vez instaurada la dictadura militar y al ser requerido a colaborar por el Movimiento Nacional y negarse a ello cayó en el olvido y el desprecio de su obra por parte de las autoridades franquistas. 
Obras como: “Tragedias pasionales” (1915), “Generalife”, “Los dos Alcazares, Alhambra y Generalife”, aparecidos en 1916 y unificados por el mismo motivo. Después vendrán, a lo largo de seis años, “Solar andaluz”, “Cármenes de Granada”, “Cuando el Douro canta”, “Escuchando las fuentes”, “Glosario Andaluz” y “Sol de España”.

Danzabas bajo el cielo cordobés.
Un clavel que nimbaba tus hechizos
se desprendió de tus revueltos rizos,
rozó tus sienes y cayó a mis pies.


Creyéndolo divisa de tu amor
quise cogerlo, de mi mente ufano.
Mas mi mano topó con otra mano
que, brusca, quiso arrebatar mi flor.


Contemplé a mi rival, ciego de rabia,
como quien lanza un reto a quien le agravia  
y –¡ven por él!– gritó mi fiero enojo.


–¡Disputa, si te atreves, mi derecho!–
Y, al acercarse, mi cuchillo un rojo
clavel de sangre le prendió en el pecho.
('Carmen')

- de 1907, Carmen CONDE, poetisa española. Recordada en la fecha de su muerte, un 8 de enero de 1996.
En 1931 fundó, junto con Antonio Oliver Belmás, la primera Universidad Popular de Cartagena. Fue la primera académica de número de la Real Academia Española; pronunció su discurso de entrada en 1979. Ella publica en 1927 en Ley: (entregas de capricho), y en 1928 en Obra en marcha: diario poético, las minoritarias revistas de Juan Ramón Jiménez.  En 1929 escribe Brocal, y en 1934 publicó Júbilos, prologado por Gabriela Mistral. Los años de la década de 1940 publica algunas de sus obras poéticas más importantes: Ansia de la Gracia, Mujer sin Edén... En el año 1978 es elegida académica de número de la Real Academia de la Lengua, ocupando el sillón "k". A partir del año 1982 y a pesar de la continuidad en su labor creadora, comienzan a manifestársele los primeros síntomas del Alzheimer. Aun así, no deja de conceder entrevistas, participar en programas de radio, etc. Incluso en 1987 recibe el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Canciones de nana y desvelo. Es importante su labor en la literatura infantil y juvenil (como dramaturga, poeta y narradora); fue una pionera en este campo al estrenar obras de teatro infantiles en TVE, la radio y dirigir revistas para niños. En los últimos años de su vida, entre 1992 y 1996, vivía en una residencia en Majadahonda (Madrid, España). En septiembre de 1992 redacta su testamento legando al Ayuntamiento de Cartagena, su ciudad natal, la totalidad de su obra literaria y la de su marido, el poeta Antonio Oliver Belmás. Entre sus últimas obras:  Memoria puesta en olvido (antología personal, 1987), Júbilos (1990), Al encuentro de Santa Teresa (1979), Brocal y poemas a María (1984), Cráter (1985), Antología poética (1985), Canciones de nana y desvelo (1991) y Poesía de jóvenes españoles (1997).

¡No los deshojéis, cañones; no los tricéis, ametralladoras, bombas grandísimas que caéis del cielo hondo y que parecéis dones de las nubes anchas, no rompáis los cuerpecitos de los niños!
¿No siente el plomo piedad de estos hombros de leche rosada, de estas sangrecitas dulces, de estas pieles de labios? ¿Ningún aviador enemigo tiene niñitos que levanten sus manos al viento de las hélices?
No. El enemigo no parece padre, y acaso es huérfano también. Por eso los niños se quiebran en tajos humeantes, y hay por los jardines cabelleras de musgos, rodillas con seda rasgada; suelto todo entre los árboles quebrados, con duelo sostenido de gritos que ayer eran cometas y hoy son pobres encías partidas que ya no gustarán mazorcas ni pezones frescos de madres enamoradas...
( A LOS NIÑOS MUERTOS POR LA GUERRA, en "Mientras los hombres mueren, 1936-1939")
 Fallecidos en esta fecha


- de 1936, Grazia DELEDDA, escritora, poetisa y dramaturga italiana recordada en la fecha de su nacimiento, un 27 de septiembre de 1871. Obtuvo el premio Nobel de Literatura en 1926
Sus primeras obras oscilan entre la narrativa y la poética. De ellas destaca Paisajes sardos (1896).
Cultiva narrativa y teatro: Almas honestas (1895), El viejo de la montaña (1900), Elias Portolu (1903), Cenizas (1904), La hiedra (1906), Hasta el límite (1911), Colombi e Sparvieri (Halcones y palomas, 1912), Cañas al viento (1913), El incendio en el olivar (1918), El Dios de los vientos (1922).
Antologías: Deledda, Grazia Obras escogidas: Tomo 1,1958.Tomo 2, 1963.
A ese portón, se asoma una mañana de mayo una niña morena, seria, de ojos castaños, limpios y grandes, pies y manos minúsculos, vestida con un delantal gris con bolsillos, medias de grueso y tosco algodón, rústicos zapatos con lazos, más aldeana que burguesa y, balanceándose con una pierna arriba y otra abajo, espera a que pase alguien o a que alguien se asome a la ventana de enfrente para comunicar una noticia importante. Pero la calle, estrecha y sin empedrar, a esa hora fresca de la mañana está todavía desierta como un sendero campestre, y en la vieja casa de enfrente, también con el alto muro del patio a un lado y un portón rojizo, no se ve a nadie. En dicha casa vive un canónigo, un alto y negro asceta taciturno, y una sobrina suya, joven inteliente, que hubiera querido meterse monja, pero que, después de algunos meses de noviciado fue devuelta a su casa debido a su precaria salud. Gentes de bien, sencillas y austeras. El canónigo se lamenta de que nadie lo salude por la calle: sin embargo, es él el que anda siempre con los ojos bajos, absorto en sus especulaciones religiosas. La sobrina, visto que Dios no la ha querido por esposa, se complace con la corte discreta de un joven y guapo ebanista, decidida, sin embargo, a no casarse con él, porque no es ni el propietario ni el funcionario que le correspondería. La niña que está en el portón sabe todas esas cosas y considera a sus vecinos personajes extraordinarios. Todo, por otra parte, es sorprendente para ella; parece proceder de un mundo distinto al que vive y su fantasía está llena de recuerdos confusos de ese mundo de ensueño, pero la realidad de este no le desagrada, la contempla a su manera, es decir, con los colores de su fantasía.
 (Fragmento de 'Cósima', novela póstuma)

- de 1964, Gerardo MURILLO, con el seudónimo Dr. Atl, pintor y escritor mexicano. Murillo decidió autoadjudicarse el seudónimo Atl, que significa "agua" en náhuatl y antepuso el título de Doctor en Filosofía, a sugerencia del poeta Leopoldo Lugones.
En el que fue  su segundo viaje a Europa, en 1911, se estableció en Francia, donde realizó exposiciones, tanto en Alemania como en Italia. En París fundó el periódico Action d´ Art y la Liga Internacional de Escritores y Artistas. Su propósito fundamental era reunir escritores y artistas en una coalición de combate para transformarlos en lo que, según él, debían ser: factores primordiales de progreso.
Una de sus múltiples aficiones era el estudio de los volcanes. Como paisajista, dedicó una cantidad importante de su obra a la representación de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl desde diversas locaciones de la Ciudad de México, fácilmente visibles por aquélla época. También escribió el libro Cómo nace y crece un volcán. El Paricutín. Cuenta sus experiencias al presenciar la erupción del volcán en el estado de Michoacán. Lo ilustró con pinturas y dibujos de su autoría, en 1943.
Su autobiografía, Gentes profanas en el convento, fue publicada en 1950.
Su obra literaria incluye, entre otros títulos, tres volúmenes de cuentos: Cuentos de todos colores y las novelas: El padre eterno, satanás y Juanito García (1938), Un hombre más allá del universo (1935). También libros y artículos sobre temas nacionales.

El artista trabajaba despacio, luchando por llevar a la tela el paisaje vigoroso y trágico de Anáhuac, sumergido en esa luz extraña que todo lo define y todo lo ensombrece: el valle, las lomas pedregosas y cubiertas de cactus, los volcanes de conos plateados, y las montañas, azules como las olas del mar.
Estaba de pie junto a una casita de adobes, en Santa María de Aztahuacán, pueblo adormecido y sucio que habitan gentes serias y suaves, como sus antepasados aztecas.
Cuando el cuadro estuvo terminado, la dueña de la casita se le acercó poco a poco, preguntando:
--¿Puedo mirarlo?
--Sí, cómo no.
La mujer lo miró con profundo interés, comparándolo con el paisaje real.
--No es lo mismo-- comentó-- pero es más bonito aquí en la pintura que allá donde lo hizo Dios Nuestro Señor. Será que usted ha puesto en ella la inteligencia que Él le dio.
--Gracias. ¿Le gusta?
--Mucho, sí. ¡Quién pudiera tenerlo!
--¿Por qué no me lo compra?
--¿Yo?…¡Imposible, yo soy tan pobre!
--Pues, como a usted le gusta, yo se lo doy por cinco pesos.

(Fragmento de 'El cuadro mejor vendido')

- de 2015, Rafael CHIRBES, escritor y crítico literario español recordado en su natalicio, un 27 de junio de  1949.
Fallecido por un cáncer de pulmón fulminante.
Sus últimas obras reflejan el desorden social, económico y político en España, sobre todo a raíz de la crisis. Los pelotazos urbanísticos de la costa levantina y las prácticas mafiosas de los empresarios y políticos se mezclan con la amarga desazón de las amistades que se corrompen por el poder y por el dinero. Todo ello relatado con un dominio del lenguaje, de la narración y de los diálogos que merecieron el elogio de la crítica y de los lectores. De ideología de izquierdas, Chirbes centró también parte de su temática en la pérdida de ideales y de sueños de cambio social. (Fuente)
 Entre sus obras: Mimoun (1988), La larga marcha (1996) trilogía que abarca desde la posguerra hasta la transición, junto con La caída de Madrid (2000) y Los viejos amigos (2003).
Con Crematorio (2007), un retrato de la especulación inmobiliaria protagonizado en TV por Pepe Sancho, recibió el Premio Nacional de la Crítica y el V Premio Dulce Chacón.
La novela En la orilla (2013), que continúa el retrato de la España en crisis,  recibió también el Premio Nacional de la Crítica 2014 y el Premio Francisco Umbral al libro del año 2013.


Estás tendido sobre una sábana, sobre una lámina de metal, o sobre un mármol. Te estoy viendo. Vuelvo a verte. Me he olvidado de ti mientras he estado charlando con el ruso en la cafetería, observando por detrás de la cristalera a los turistas que, a primera hora de la mañana, ocupan las sillas de la terraza y a los que, unos metros más allá, se tienden sobre la arena o chapotean en el agua. El se ha tomado un par de whiskies. Yo me he pedido un té con hielo. No quiero beber tan temprano. Pero he mirado con ansiedad los dos vasos que el camarero le ha puesto delante. Si no hubiera sido porque estaba con él, de haber venido solo, me habría encontrado a gusto en el amplio salón aún vacío (allí dentro estábamos los dos solos), mirando el mar, verdoso en la orilla y de un intenso cobalto en la franja que precede al horizonte, por la que ya se mueven las lanchas, los barcos de vela, los catamaranes. Traian, el ruso, se ha tomado los dos whiskies de dos tragos. Primero un vaso, luego el segundo, sin dejar apenas tiempo entre un gesto y otro del brazo. (Fragmento de 'El Crematorio').

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?